«

»

Las oficiales de la Bonaerense destinadas a controlar el Encuentro Nacional de Mujeres denunciaron condiciones inhumanas

La Bonaerense destinó cuatro mil policías mujeres, divididas en diferentes turnos, para las tareas de «supervisión» durante el ENM, pero al menos 200 estuvieron jornadas enteras sin un plato de comida. Otras durmieron en el piso en las horas previas al comienzo de las jornadas. “Nos tiraron en un galpón, todas tiradas sin poder dormir”, indicaron las oficiales en audios que se filtraron en las redes sociales.

Allí advirtieron también que les sacaron el arma reglamentaria y las largaron en la calle, sin descanso. Las más afectadas fueron las oficiales de Tres de Febrero, según aseguraron. “Las chicas la pasaron muy mal porque no había lugar en la Vuce (Vucetich), ni en la Donta ni en Caballería. Todo lo que nos prometieron era mentira. Durmieron sobre cartones, unas sobre la otra, todas abrazadas para no pasar frío”, se escucha en uno de los audios.

Tres policías se descompusieron «por hipotermia», mientras que otra se desmayó con una lipotimia por no haber ingerido nada. «Hay compañeras que están sin comer, que no tuvieron ni en un té», se quejaron al hablar de la «desidia» estatal. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>