«

»

Para Melconian la única salida es el ajuste

Extrañamente, Melconian se negó a dar entrevistas a la prensa y se lo vio nervioso ante la presencia de una cámara que sólo emitía la imagen en una pantalla gigante: “¿Esa es una cámara que graba permanentemente?”, preguntó el economista.

Luego de ese comentario, continuó repitiendo las recetas de ajuste y recesión, justificando la quita de subsidios a las empresas de energía, volviendo a la teoría de la pesada herencia y culpando del déficit fiscal a jubilados y programas sociales.

Utilizó la teoría Pichetto para hablar de las organizaciones sociales, “se sigue manteniendo a todos esos que te cortan calles y tiran piedras”, dijo.

Pero por sobre todas las cosas, fue muy crítico con el actual gobierno por no haber ido a fondo con el ajuste y no haber dicho la verdad de lo que tenían que hacer. A su vez, criticó los términos en que el FMI acordó el volumen de dólares que le prestó al país, pero “eso fue por el respaldo político que desde los Estados Unidos le dan a Macri”, aseguró Melconian.

“Yo advertí en su momento que esto iba a pasar, lo dije como un cuadro técnico que soy, por eso no soy político y por eso me fui”, dijo a lo Ramón Díaz en la bombonera, sólo le faltó el “yo no descendí”.

Igualmente, antes de comenzar su charla, hizo una advertencia: “No es garantía que lo que comentemos acá vaya a pasar”.

Una de las notas de la tarde la dio la ausencia de funcionarios y candidatos en la disertación, especialmente de Cambiemos. Sólo Alfredo Olmedo pasó a saludar y argumentó que tienen una relación de amistad.

“En este país no trabaja el que no quiere”

La apertura de la jornada la hizo Guillermo Dietrich, vicepresidente de la Cámara Argentina de Comercio y padre del ministro de Transporte de la Nación.

Con elocuencia, a tono con lo que luego diría Melconian, manifestó que “el gobierno sabe que una manzana en la mano del productor tienen un valor y cuando llega a la góndola vale 27 veces más. Todos lo saben, pero aparentemente es imposible corregirlo”.

Asimismo, fue crítico con el endeudamiento ante el FMI y recordó lo que en 2017 pedían desde la Cámara: “Triplicar las exportaciones, porque no hay que pedir más dólares, los tenemos que generar, tienen que ser genuinos”.

También fue duro con la gestión macrista por haber mentido en su discurso de campaña y no decir que venía a realizar un ajuste.

Lo hizo con una metáfora poco feliz, comparó al pueblo y los mandatarios con una familia, en donde la madre malcriaba mucho a los niños y juntos derrochaban. Cuando el padre tomó las riendas y realizó el ajuste, a nadie de la familia le gustó, pero “lo peor que puede pasar es anticipar medidas y no accionarlas. Si el chico se liga una penitencia y tiene que ir al baño a pensar, mandalo al baño y que piense y cuando sale, que salga sin llorar”, subrayó Dietrich.

Más tarde culpó del déficit, como lo haría Melconián, a los “4 millones de jubilados que no aportaron, cuando además hay muchos de ellos que no la necesitan (a la plata)”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>