«

»

Feo privilegio de Todesca: 2019, la inflación más alta en 27 años

Pese a no tener la intensidad que la de igual mes de 2018, en la corrida posPASO de agosto último, la remarcación de precios, sobre todo durante la 2da quincena en alimentos y bebidas, resultó mucho mayor. 

Venía de anotar en julio la marca más baja del año: 2,2%, a pesar de lo cual el acumulado en 7 meses, 25,1%, ya traspasó mucho antes de tiempo la previsión presupuestaria, que había sido proyectaba en 23%.

De la interanual ni hablar: se ubicó en el 54,4%.

No habrá que esperar demasiado para tener la confirmación oficial, ya que el jueves el INdEC dará a conocer el indicador inflación y ni los más optimistas se ilusionan con que esté debajo del 4%.

La canasta básica que sigue Consumidores Libres, la cual releva supermercados y negocios minoristas de la ciudad de Buenos Aires, arrojó 5,35% de aumento, con el pan y la carne a la cabeza, que subieron entre el 7 y el 10%.

Hace un año, con una devaluación que triplicaba a la neta reciente (el dólar saltó hasta $65 y se contrajo a $58), el costo de la subsistencia había sido de 3,64%, lo cual deja al descubierto que la inflación no tiene un comportamiento aritmético, sino inercial.

Aún si el dólar se mantuviera estable, para los próximos meses se descuenta que continuará el traslado del reciente salto cambiario a los precios.

Por caso, septiembre aguarda un arrastre del 2,8% proveniente de agosto, y a este paso 2019 cerraría fácilmente arriba del 55%: la inflación más alta de los últimos 27 años.

Impacto en los bolsillos

Más allá del efecto estadístico, las economías hogareñas sintieron el cimbronazo en apenas unos días: hubo que pagar la cebolla un 108,52% más cara; la banana, 26,39; tapa de empanadas (12 unidades), 12,75; agua mineral sin gas (1,5 litros), 10,24; mermelada (454 gramos), 10,20; pan común, 9,90; jabón de tocador, 9,42; harina 0000, 7,55; bola de lomo, 7,55; café (250 gramos), 7,52; asado, 7,23. Y sigue la lista hasta totalizar 27 productos remarcados.

Se quedó algo corta la encuesta de precios de la entidad que dirige Héctor Polino, si se la compara con la efectuada por consultoras, que en alimentos y bebidas dio un alza de 9,1% desde el 12 de agosto y 5,9% de promedio en el mes, ya que se incrementaron las listas de un tercio de los productos de ese rubro.

Tampoco las facturas de los servicios públicos se quedaron congeladas, como anunció el gobierno, ya que las tarifas están dolarizadas y “cada vez que se mueve la paridad cambiaría también se mueven los precios», aclaró Polino.

«Como no hay controles en las estructuras de costos, hay un rubro muy importante que se llama ‘por las dudas’ y se actualiza constantemente porque el comerciante que vende hoy un producto no sabe a qué precio va a comprar el similar cuando tiene que reponerlo», agregó el veterano dirigente socialista.

Aunque sin la quita de IVA en alimentos básicos el comportamiento hubiera sido por encima de los 5 ó 6 puntos en el indicador, a una parte importante de la población no le cambió demasiado la ecuación.

Los supermercados y mayoristas cargaron la quita del 21% en los ticketes pero no volvieron atrás los valores que acompañaron al rush cambiario en las góndolas, salvo para armar las promociones.

Y directamente para los autoservicios y almacenes de barrio, que es donde mayormente se abastece la gente de menores recursos, ni les IVA ni les venía.

Sin embargo, la consultora Ecolatina sostuvo que efectivamente la decisión del gobierno nacional de eliminar el IVA en determinados bienes de primera necesidad que hacen a buena parte de la estructura de consumo de las familias más vulnerables desaceleró la suba nominal que había provocado el 20% de salto cambiario, en relación con los incrementos registrados en otros artículos en ese mismo período. 

Lo avala con la medición hecha en 10 grupos de alimentos que mostraron deflación durante la 2da quincena de agosto, de los cuales 9 responden a aquellos beneficiados por la quita del IVA.

Atenuó en parte el arrastre que ejerció el salto del trigo ((dolarizado) en la harina y en el resto de la cadena de valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>