«

»

Las cámaras inmobiliarias le proponen alternativas al Banco Central para acceder a dólares para la compra de propiedades

Los representantes del sector inmobiliario presentarán este miércoles una serie de alternativas a las autoridades del Banco Central para que las personas que quieran adquirir una propiedad puedan acceder a los dólares necesarios sin restricciones, a pesar de las medidas de control de cambio que entraron en vigencia la semana pasada y que pusieron un tope de USD 10.000 mensuales.

La propuesta que consensuaron las distintas cámaras es que se autorice la compra de dólares en el momento de la firma de la escritura, a través de un pedido de un escribano. Así se podrían comprar dólares con fondos en pesos provenientes de cajas de ahorro, plazos fijos o fondos comunes de inversión.

«El escribano debe avisar al banco con 72 horas de anticipación que se va a firmar una escritura y luego el banco pedirá autorización correspondiente al Banco Central para que el comprador pueda acceder a los dólares», detalló Armando Pepe, presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba).

«Es habitual que los compradores tengan el dinero para cerrar la compra de una propiedad en un plazo fijo antes de pasarlo a dólares», señaló. Según precisó, en el mercado local, el 60% de las operaciones inmobiliarias se hacen en dólares. Hay solo algunas provincias donde se utilizan los pesos como moneda, entre ellas, San Juan, Mendoza, Chaco y Corrientes.

«Esta semana habrá reuniones en conjunto con el sector, para buscar que la normativa actual no impida el desarrollo habitual de la actividad«, confirmaron desde el Banco Central.

Desde el Colegio de escribanos porteños también esperan ser convocados por la entidad monetaria. «Creo que los funcionarios del Banco Central no deben hablar solo con inmobiliarios sobre cómo acceder al mercado de cambios invocando la firma de una escritura sin saber las complejidades de la misma», advirtió Claudio Caputo, presidente del colegio de escribanos de la ciudad de Buenos Aires.

«Usar la escritura y al escribano para asegurar que la salida de reservas vaya a la satisfacción de necesidades de la gente es buena idea. Pero así como lo plantean las operaciones simultáneas no se podrían hacer. Y las entidades financieras no saber si pueden usar el dólar MEP (el que se obtiene por la compra de bonos en la Bolsa porteña) para compras por encima de USD 10.000″, señaló Caputo.

El sector ya tuvo una primera reunión donde participó directamente el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. Por el lado de las cámaras estuvieron el Colegio Profesional Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba), el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios (Cofeci), la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV) y la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), entre otras. «Sandleris personalmente tomó nota de nuestras propuestas y nos aseguró que la intención es no perjudicar al sector«, dijo Pepe.

Además, el lunes pasado, las cámaras inmobiliarias se reunieron con las autoridades de la AFIP para solicitar una disminución del costo del impuesto a la transferencia de inmuebles (ITI), que hoy es del 1,5% del valor de la propiedad.

Según los datos del colegio de escribanos porteño, el 2019 cerrará con los peores números de la historia para el negocio inmobiliario. La entidad comenzó a relevar la cantidad de escrituras anuales desde 1998 y estiman que durante este año el mercado estará por debajo de los números de 2001 y de los años del cepo cambiario.

La alta devaluación, que no se tradujo en una baja significativa de los precios de las propiedades; la caída de los créditos hipotecarios y la incertidumbre económica y política redujeron las ventas a sus niveles mínimos, con 14 meses consecutivos de caída en la ciudad de Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>