«

»

Entre Bancos Centrales y el rey dólar, ¿es posible que vuelva el oro como respaldo monetario?

En tiempos donde lo que reina es la incertidumbre de los mercados internacionales e intentar hacer malabares para tomar la decisión correcta y evitar la inflación, además de saber interpretar que dirección van a tomar los mercados y economías mundiales, muchos se preguntan por el papel del oro y si es posible una vuelta del mismo como patrón estable de respaldo monetario. Aunque muchos lo ven como algo obsoleto, del siglo pasado, otros legislan en torno a él e invierten en este metal que nos gobernó hasta fines del siglo pasado.

Esto último es lo que hacen China y Rusia en la actualidad, ya que a fines de junio, el Banco Popular de China aseguró que desde diciembre se invirtió en aproximadamente 70 toneladas de oro, luego de Rusia que solamente en los primeros 5 meses del 2019 sumó casi 80 toneladas a su reserva. Desde Beijin explican que la compra se debe a «la diversificación de las reservas» para alejarse lo más posible del dólar estadounidense y no sucumbir en la guerra comercial, en la cual parece que sacan ventaja.

Pero volviendo al rol del oro y sus ventajas, lo que permite este metal precioso es que haya un respaldo de, en el caso de Estados Unidos, cada dólar emitido y de esta forma poder controlar la inflación y el precio de la moneda de una forma segura y si estar dependiendo de las acciones de otros. Sin embargo este concepto parece ser algo del siglo pasado, pre globalización podríamos decir, ya que se enfoca precisamente en solamente la economía nacional, algo que viene acompañado por los mercados internacionales desde la apertura de fronteras y libre mercado a comienzos del siglo.

Aunque por supuesto que el oro entró en declive varios años antes, ya que era principalmente un gran apoyo en la época de la Primera y Segunda Guerra Mundial, para que los gobiernos puedan imprimir mucho dinero para financiar las guerras. Es por eso que en 1950 el dólar ya era lo que movía al mundo y a lo que se adaptaron los demás países y monedas. 

Esto sería una gran solución por ejemplo para la Reserva Federal de Estados Unidos que estos últimos días está haciendo malabares para establecer una política monetaria que haga repuntar la economía estadounidense y no estancarse, así como también intentar evitar cae en la inflación, es así que teniendo un valor del dólar único estas cosas serían más fáciles.

Aunque su jefe, Jerome Powell rechazó este miércoles la posibilidad de volver al oro. «No creo que sea una buena idea», aseguró el presidente de la FED en respuesta a los dichos de Judy Shelton, uno de sus posibles reemplazos en el cargo cuando acabe su mandato en 2022, quien reiteradas veces se mostró abierta a una vuelta del oro. Además Powell explicó que al operar la política monetaria a fin de estabilizar el valor del oro en términos de dólares el desempleo podría aumentar o la inflación podría oscilar violentamente.

Dentro de Estados Unidos, la posible sucesora de Powell no es la única que piensa volver al patrón oro, existen senadores como Ted Cruz y Rand Paul, o el mismo presidente de Estados Unidos que reiteradas veces se vieron abrazando el patrón oro. Es tan así que en 2011, 6 Estados aprobaron leyes para reconocer el oro y la plata como moneda. Aunque esto no es una sorpresa, ya que el afán por el oro es una característica más del gobierno nacionalista y proteccionista que lleva adelante Donald Trump.

Pero, ¿cuando volvió la fiebre por el oro? Al parecer, según explica un artículo de la revista Quartz, el oro renació con la crisis financiera de 2008, que tuvo su origen en Europa pero que impactó directamente en Estados Unidos haciendo que se ponga en duda las acciones de la Reserva Federal, la fortaleza del dólar y del euro, las dos monedas que hoy siguen siendo las que mueven los mercados.

Es por eso que para intentar controlar la inflación, el desempleo y el precio de la moneda, muchos pensaron en regresar al oro para que el gobierno solamente pueda imprimir la cantidad de reservas que tiene, ni más ni menos. Además limita el gasto público, lo que muchos creyeron que fue la causa de las crisis en Grecia o España, es por eso que se implementaron políticas de austeridad que impidieron a estos países crecer más allá de lo que permitía la Unión Europea, o Alemania mejor dicho.

Según la revista Quartz, también hay claros resultados negativos en cuanto a la adaptación del patrón oro, y eso es principalmente atar el valor del dinero a un mineral que sale de la tierra, que nadie puede controlar. Además por supuesto, como explicaba Powell, el oro es algo fijo, que en caso de crisis no puede responder rápidamente a crisis repentinas o a caídas de la bolsa. Es así que muchos analistas consideran que fue el oro una de las cosas que impidió que la Gran Depresión de la bolsa de Wall Street en 1930 fuera controlada con tiempo.

Como ya hizo China, países de la Unión Europea también comenzaron a comprar oro, entre ellos Polonia que para alejarse del rey estadounidense ordenó este miércoles la repatriación del oro extranjero. Recordemos que el dólar y su crecimiento es uno de los grandes problemas del euro y de la Comunidad Europea, sumado por supuesto a que Trump no es el mayor apoyo hacia el bloque regional. Según lo que dijo el Banco Central de Polonia, la repatriación del oro se debe a la necesidad que tienen los Bancos Centrales de «diversificar el almacenamiento de sus reservas de oro «para limitar el riesgo geopolítico».

Aunque hay que ser claros con algo, en caso de una crisis financiera fuerte como lo fue el crack de la Bolsa de Wall Street en 1930 o la última gran crisis de 2008, por más oro que hayan adquirido los países, no se salvaría a menos que sean Estados Unidos, China o Alemania que son las grandes potencias de la actualidad y por supuesto quienes manejan el mercado internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>