«

»

Alberto Fernández: «El memorándum es una cuestión política no judiciable»

La Justicia citó al dirigente peronista en plena campaña electoral por unas expresiones públicas realizadas hace cuatro años respecto del pacto para indagar a los iraníes sospechados por el atentado a la AMIA.

«¿A qué piso vamos?», preguntó Fernández al subir a uno de los ascensores del edificio de Comodoro Py, al que ingresó cerca de las 10 de la mañana por la puerta principal, de traje y corbata color verde. Iban al cuarto piso, al despacho del juzgado número 11, donde permaneció por el espacio de 50 minutos y declaró ante un secretario. El juez Claudio Bonadio no estuvo presente en ningún momento ni tampoco se cruzó con el candidato. Quien sí presenció la audiencia fue el fiscal de la causa, Eduardo Taiano, aunque no intervino con ninguna pregunta.

«He dicho una y mil veces que el memorándum es una cuestión política no judiciable», expresó categórico Fernández ante las cámaras en la puerta de Comodoro Py.

Fernández fue convocado en calidad de testigo para declarar sobre el Memorándum de entendimiento con Irán, causa originada por la denuncia que realizó el fiscal Alberto Nisman antes de morir y cuya principal imputada es la ex presidenta Cristina Kirchner.

«Lo que yo le recomiendo al abogado de la querella es que vuelva a estudiar los principios elementales del derecho procesal. Porque un testigo es alguien que conoce a través de los sentidos, no alguien que opina. Porque si van a citar a todos los que opinaron sobre el pacto con Irán van a citar a millones de argentinos», expresó Fernández al salir de los tribunales. El pedido para que declare fue realizado en el mes de mayo por parte del abogado Tomás Farini Duggan, quien representa a algunos familiares de víctimas del atentado a la AMIA.

La investigación judicial contra CFK, compañera de fórmula de Alberto, es por encubrimiento agravado. Si bien el caso ya está en el Tribunal Oral Federal 8, camino al juicio oral, el juez de instrucción Claudio Bonadio se quedó con una parte de la investigación, que no fue elevada. En ese marco es que citó Alberto Fernández, justo en la semana en la que comenzaron oficialmente las campañas electorales.

El precandidato peronista ya no estaba en el gobierno cuando se firmó el Memorándum de entendimiento con Irán. Fuera de la gestión y en una postura crítica, en varias declaraciones públicas calificó el tratado como «deplorable». El pedido para que testifique fue basado en una entrevista que le dio al periodista Nelson Castro el 26 de febrero de 2015, quien también deberá testificar en la causa este jueves. Bonadio hizo lugar al pedido del querellante cuatro años después de esa nota periodística.

«Mi mayor cuestionamiento en esa entrevista fue haber cedido en el pacto la jurisdicción argentina en favor de una comisión internacional. A partir de allí interpreté que eso podía ayudar al encubrimiento de los autores. Incluso escribí esto al otro día en una columna en el diario Clarín. Además, Nisman me había dicho que tenía una serie de pruebas que nunca aparecieron. Y el cuestionamiento que hice en esa charla con Nelson Castro fue que el juez Rafecas haya rechazado in limine la denuncia de Nisman. Yo entendía que antes de desestimarla merecía una investigación», explicó el dirigente a los periodistas.

En su declaración aclaró además que «tengo por el Dr. Rafecas el más alto de los conceptos y que ese debate que se generó fue un debate de teoría penal».

Mientras tanto, el ex titular de Interpol, Ronald Noble nunca fue llamado a declarar, a pesar de haberlo solicitado en numerosas oportunidades. Noble siempre afirmó que el objetivo del memorándum fue dar un paso adelante en la investigación del atentado y que nunca se levantaron las órdenes de captura contra los sospechosos iraníes, lo que demuestra que no se buscó beneficiar a los acusados con el acuerdo entre ambos países, que, además nunca llegó implementarse. El ex funcionario quiso testificar en la causa, pero no fue convocado en ninguna instancia de la instrucción.

Aunque ya no tiene el expediente principal, Bonadio se quedó con una parte de la causa relacionada con el papel del presunto espía Alan Bogado, del ex juez Héctor Yrimia y del ex funcionario Roberto Porcaro, quienes ya obtuvieron la falta de mérito pero continúan siendo investigados. En ese contexto es que tuvo lugar la foto de Alberto Fernández ingresando a Comodoro Py, principal candidato opositor al Gobierno de Mauricio Macri, en pleno lanzamiento de la campaña electoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>