«

»

¿Subsidio para ricos? No convence el Juni0km

El plan de descuentos “Juni0km” que lanzó el Gobierno para reactivar las ventas de automóviles está cosechando muchas críticas, sobre todo luego de que se conociera que se extenderá a los autos importados. Esta medida de incluir a los importados viene a complementar lo ya firmado con las fábricas nacionales la semana pasada. En las últimas horas se definió con la cámara del sector (CIDOA) el listado de modelos que se sumarán a las bonificaciones de precios.

En principio, este plan regirá hasta el 30 de junio, aunque tiene probabilidades de extenderse. Según publicó Ámbito.com, son más de 40 modelos los que se incorporarán al programa oficial que dispone rebajas de entre $50.000 y $90.000 cómo mínimo. En algunos casos llega a $240.000.La medida es para las ventas al contado o financiadas, pero excluye a los planes de ahorro.

Estos descuentos se realizan mediante un subsidio del Estado de $1.000 millones ($950 para las terminales y $50 millones para importadores). Por estas horas se está definiendo el reparto de estos fondos entre las 13 marcas importadas, el cual se hará sobre la base de los patentamientos de 2018 del segmento de autos, sin incluir vehículos comerciales, utilitarios y los afectados por Impuestos Internos.

Si bien los números finales no están definidos, teniendo en cuenta este sistema de reparto, la marca Chery, del Grupo Socma (de la familia Macri), recibirá unos $20 millones de los $50 millones de subsidios, por ser la que más patentó en 2018 en este segmento de importados. El segundo lugar es para Hyundai, con $7,5 millones. Mientras que la tercera marca que recibirá más subsidios es Kia, con aproximadamente $6,8 millones. El resto se divide en pequeñas proporciones entre las 10 marcas que participan de este convenio.

Según ha trascendido, la incorporación de los vehículos importados se produjo por el reclamo de este sector al sentirse discriminado por la decisión oficial de centrar la ayuda en las fábricas instaladas en el país, que originalmente iban a recibir la totalidad de los $1.000 millones.

La intención del Gobierno originalmente fue para reactivar las ventas de autos que, respecto al año pasado, están cayendo 50%.

Sin embargo, un estudio del Instituto de Trabajo y Economía (ITE) indicó que sólo 20% de la lista de autos incluidos en el plan es de fabricación nacional.El resto son unidades importadas por las terminales instaladas en el país o modelos de marcas no radicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>