«

»

Sentenciaron a un neonazi inglés que planeaba matar a una legisladora y a la policía que lo encarceló por delitos sexuales contra niños

Mientras lo conducían a las celdas, levantó el brazo en un aparente saludo nazi en la galería pública y varios simpatizantes gritaron «Estamos contigo, Jack!».

Su plan era matar a la miembro del parlamento en un restaurante, tomar rehenes y así atraer a Henderson, una oficial de policía que lo investigó por delitos sexuales con niños y matarla también.  Renshaw dijo que luego cometería un «suicidio de policía» simulando tener un chaleco suicida, y dejaría un vídeo detrás de la afirmación de que el ataque se había llevado a cabo en nombre del partido neonazi Acción Nacional (National Action, en inglés). Renshaw contó en el juicio que su plan fue su plan solo se vio afectado después de que lo anunció durante una reunión en un pub en julio de 2017.

Renshaw ya tenía una larga historia criminal. En enero del 2017 había sido arrestado por incitar violencia contra judíos, y meses después, se descubrió que estaba trabajado como portavoz de Acción Nacional y fue encarcelado. El movimiento había sido prohibido en el 2016 en el Reino Unido por actos terroristas, racistas y homofóbicos.   

El 2 de abril de 2019, en su juicio por ser miembro de Acción Nacional, se supo que Renshaw ademas había sido condenado por delitos sexuales infantiles en 2018. Se hizo publico que Renshaw había creado dos perfiles de Facebook falsos y contactado a los niños, de 13 y 14 años, entre febrero de 2016 y enero de 2017. Comunicándose a través de Facebook Messenger, se jactó de que era rico, que podía darles puestos de trabajo y le ofreció a uno de ellos $300 libras para pasar la noche con él. También solicitó fotografías íntimas de ellos, antes de que uno de ellos informara a su tutor, y se contactara a la policía. Fue declarado culpable de cuatro cargos de incitar a un niño a participar en actividades sexuales y sentenciado a 16 meses de prisión.

Cooper, la parlamentaria laborista de Lancashire Oeste, celebró la sentencia. «Se ha hecho justicia. No para mí personalmente, sino para todos los parlamentarios y funcionarios públicos, y para nuestra forma de vida democrática que nos brinda el privilegio de la libertad de expresión, sin temor a represalias violentas» dijo en declaraciones en la corte, según reportó The Independent.

Justice McGowan, la juez a cargo de procesar del caso, le dijo Renshaw: «Tu visión pervertida de la historia y la política actual te ha hecho creer que es correcto demonizar a los grupos minoritarios simplemente porque son diferentes a ti. Este es un caso en el que solo una sentencia de cadena perpetua puede cumplir con la terrible gravedad de su ofensa».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>