«

»

«Nuestros misiles pueden alcanzar fácilmente sus barcos en Golfo Pérsico»

Los comentarios se sumaron al ruido de sables generado en los últimos días entre Teherán y Washington, que endureció las sanciones y aumentó su presencia militar en la región argumentando que Irán ha amenazado a sus tropas y sus intereses.

Irán ha acusado a Estados Unidos de «guerra psicológica» y el Líder Supremo, el ayatolá Ali Khamenei, dijo esta semana que Teherán no negociará otro acuerdo después de que Washington se retiró del pacto internacional nuclear firmado en 2015.

«Hasta nuestros misiles de corto alcance pueden alcanzar fácilmente a los barcos de guerra (estadounidenses) en el Golfo Pérsico», dijo Mohammad Saleh Jokar, número dos de la Guardia Revolucionaria para asuntos parlamentarios, citado por Fars.

«Estados Unidos no puede permitirse los costos de una nueva guerra y el país está en una mala situación en lo referente a su mano de obra y sus condiciones sociales», agregó.

Otro alto funcionario militar iraní acusó por separado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de ser deshonesto, según la agencia semioficial de noticias Mehr.

Trump ha dicho públicamente que prefiere apostar por una ruta diplomática tras abandonar el pacto de 2015 e intentar reducir a cero las exportaciones iraníes este mes.

«Las acciones de los líderes estadounidenses al ejercer presión e imponer sanciones (…) mientras hablan de negociar, es como mostrar una pistola a alguien y pedirle amistad y negociaciones», dijo Rasoul Sanai-Rad, un alto cargo político de las fuerzas armadas iraníes, según Mehr.

Las amenazas llegan luego de que el asesor en seguridad nacional de los EEUU, John Bolton, anunciara el despliegue de el portaaviones estadounidense de propulsión nuclear USS Abraham Lincoln en un «mensaje claro e inequívoco» a Irán.

La nave se encuentra ya en el Mar Arábigo, en las proximidades del estrecho de Ormuz, puerta de entrada al Golfo Pérsico.

Además, los dichos se enmarcan en una semana especialmente tensa luego de que cuatro buques petroleros resultaran saboteados en el Golfo Pérsico y dos estaciones de bombeo de Arabia Saudita fueran atacadas por los rebeldes hutíes en Yemen, apoyados por Irán.

El miércoles Estados Unidos incluso ordenó el retiro del personal no imprescindible de sus bases y oficinas diplomáticas en el vecino Irak por el peligro de un conflicto armad o brote de violencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>