«

»

Menem y Duhalde festejaron sin pizza ni champagne

Un festejo modesto, sin pizza ni champagne. Apenas un vaso de vino, otro de jugo y en la mesa un plato de keppe crudo. Así brindaron ayer Carlos Menem y Eduardo Duhalde, al cumplirse 30 años del triunfo electoral de 1989, que inició lo que sería una década de gobierno neoliberal en manos del PJ. «Hace 30 años, el pueblo argentino me confirmó la responsabilidad de gobernar una Argentina en crisis, misión que desempeñé durante más de una década. La recibimos en ruinas, en medio de la hiperinflación y los saqueos, dejándola en marcha, sin odios, encaminada al progreso», aseguró el senador por La Rioja en su cuenta de Twitter.

Vestido con ropa deportiva, desgarbado y canoso, Menem recibió a su ex compañero de fórmula en su casa. En el pasado parecen haber quedado años de enfrentamientos luego de que el gobernador bonaerense buscara destronar al riojano del liderazgo del peronismo. El motivo del encuentro fue recordar aquella elección del 14 de mayo de 1989, cuando el Frente Justicialista de Unidad Popular (Frejupo), ganó las elecciones con el 47 por ciento de los votos frente a la fórmula . Fue la campaña del «síganme, no los voy a defraudar», de la «revolución productiva» y el «salariazo», consignas que tuvieron efecto en medio de una fuerte crisis económica producto de la hiperinflación y la entrega anticipada del poder por parte de Raúl Alfonsín.

Acompañado por Duhalde, Menem derrotó a la fórmula radical compuesta por Eduardo Angeloz y Juan Manuel Casella, hoy uno de los dirigentes radicales críticos de la gestión de Mauricio Macri.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>