«

»

El endoscopio analizado por la muerte de Débora Pérez Volpin no estaba apto

A la espera del comienzo del juicio por la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin, un peritaje al endoscopio que entregó el sanatorio La Trinidad de Palermo reveló irregularidades en el dispostivo. «Lo analizaron dos ingenieros de la UBA, que determinaron que no funcionaba correctamente», dijo Diego Pirota, abogado de la familia de la periodista. Al endoscopio además le borraron el número de serie.

La conductora de Arriba Argentinos murió el 6 de febrero de 2018 en el sanatorio La Trinidad de Palermo mientras le realizaban una endoscopía, estudio que le habían ordenado hacer después de que se presentara en el sanatorio por un dolor abdominal. Por esta causa fueron procesados por homicidio culposo los médicos que intervinieron en el estudio, Diego Bialolenkier (endoscopista) y Nélida Inés Puente (anestesista), que serán juzgados a partir del próximo 10 de junio.

«El estudio determinó que el endoscopio que el sanatorio entregó a la justicia no funciona correctamente en todas sus prestaciones. Pero además le borraron en forma adrede el número de serie. No hay numeración en el aparato, está raspado», insistió.»Con esta maniobra tratarían de buscar que no se pueda saber si era el que se usaba con frecuencia», explicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>