«

»

Rosenkrantz en un agujero negro

Rosenkrantz tuvo en su poder el expediente (autos) para luego excusarse porque ¿recordó? que había mantenido una relación profesional con la empresa demandante. Quedó afectada la ética del titular de la CSJN, una virtud que nunca debería resultar en entredicho porque es la base de la credibilidad de quien debe impartir justicia.

Verbitsky fue un poco más allá en la conducta polémica de Rosenkrantz con la siguiente novedad:

“(…) La Corte Suprema de Justicia dio ingreso a una causa similar, que identificó como “CSJ 2283/2018 RH1 YPF S.A c/ de La Matanza s/demanda contencioso administrativa”. También en ese caso Rosenkrantz intervino, pese a que YPF fue su cliente, propuso solicitar los autos principales y dar vista a la Procuración General. En este caso, además, Rosenkrantz mantiene relación social con el actual presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez, uno de sus contertulios en la fiesta de casamiento de una hija de Fabián Rodríguez Simón, el asesor presidencial que propuso que su amigo de toda la vida Rosenkrantz avanzara en comisión sobre la Corte Suprema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>