«

»

Tropieza AMLO al intentar frenar la mafia del combustible pero lo respalda el FMI

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), atacó la estrategia de la Administación AMLO: “Dejando constancia de ese apoyo a la intencionalidad y a la decisión política de enfrentar esta problemática, debemos señalar que la planeación ha adolecido de graves errores y ha resultado extremadamente dañina, en primer lugar para la población en general, y en segundo término para las empresas”.

Subrayó: “Nunca más una medida, así sea implementada de buena fe, debe ejecutarse sin planeación, sin estrategia y poniendo en riesgo e infringiendo daño a los ciudadanos de bien”.

Y él exigió una revisión de emergencia a la estrategia integral para restablecer la normalidad del suministro de combustibles a la brevedad.

La corrupción no es un tema definitivo para Hoyos Walther. Tampoco el rescate de Pemex. México es un país de mafias toleradas y hasta aceptadas por los empresarios, a veces por miedo, en otras ocasiones por indolencia, y en otras por egoísmo, la otra cara de la estupidez.

El cierre de ductos y el cambio en la forma en que se distribuyen los combustibles que refina la estatal Pemex son parte de la estrategia que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador el 27/12/2018.

El plan incluyó el resguardo militar de las 58 instalaciones estratégicas de Pemex, la intervención de la empresa, el despido de funcionarios, y la imputación penal por robo de combustible contra varias personas.

Pero desde el 04/01 comenzaron los reportes de escasez debido al cierre de ductos y a la utilización de pipas para repartir el combustible.

La situación se agravó el 05/01 y 06/01; los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro registraron desabasto en las estaciones de servicio.

Con el cambio de administración en Pemex se observó que las personas encargadas del sistema de monitoreo en el pasado, permitían que durante horas se registrara una baja de presión en los ductos, sin detener el flujo de combustible, aún cuando hubiera la probabilidad de fuga, y así se provocaba el llamado «huachicoleo».

El Presidente declaró que las válvulas de los ductos se cerrarían el tiempo que fuese necesario, pero aunque dijo que no había problemas de desabastecimiento, 10 estados dijeron tener problemas: Tamaulipas, Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Puebla, Michoacán y Ciudad de México.

En un acto de distribución de recursos de asistencia social, AMLO se refirió al crítico combate contra el robo de combustible, y enfatizó que no se dará ni un paso atrás, “les digo que el que se aflige se afloja y nosotros no nos vamos a afligir en el combate a la corrupción”.

Por ello reiteró su llamado a “que la gente nos siga ayudando, que tenga paciencia, que si tiene gasolina en su tanque, mientras se normaliza el abasto, que cuide lo que tiene de gasolina, que si ya le hace falta, pues entonces sí, que con paciencia vaya y haga la fila”.

Él confió que pronto se resolverá el tema, “porque, repito, hay gasolina, es un asunto de la distribución interna para que no se roben la gasolina ordeñando los ductos; ya estamos con un plan de traslado, de transporte de gasolina con pipas para que todas las gasolinerías tengan abasto suficiente, en tanto se normaliza esta situación”.

“Que todos los ciudadanos contribuyan porque así, entre todos, combatimos la corrupción, y no nos vamos a dejar, vamos a seguir adelante, ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso”, expresó ante funcionarios de su gobierno y habitantes de este municipio mexiquense.

El 09/01 se informó que el problema del abastecimiento de combustibles, originado por las demoras en la distribución del combustible, estaba por resolverse, sin embargo, hubo una fuga en el ducto Tuxpan -Azcapotzalco, en un tramo de Hidalgo, y se agravó la situación.

La reparación del ducto ocurrió horas después pero a las 22:00 se volvió a afectar, y López Obrador habló de “sabotaje”.

En las principales ciudades de Guanajuato, Jalisco y Michoacán se ha reportó caos en el transporte público, en el traslado de alimentos, la recolección de basura, así como ausentismo escolar y laboral.

En Morelia, hubo huelga de 2 a 4 horas de 2.400 unidades del transporte público.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, pidió a Pemex que ofreciera una explicación y un cronograma de normalización. También dijo que los ciudadanos no deben pagar los costos tal como si la lucha contras las mafias pudieran encararse sin costos: ¡¿?!

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, dijo que está en contra del robo de combustible, pero también en contra del retraso en la distribución. Otra forma de apoyar a las mafias.

De acuerdo con el diario Reforma, ya había en marcha un plan para importar combustibles desde Texas, USA, utilizando el ferrocarril.

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, dijo que no había naftas en 1 de cada 3 estaciones de servicio, con un horizonte de normalización en 1 semana.

Tanto Pemex como el gobierno federal aseguraron que “no hay desabasto de hidrocarburos, por lo que se llama a la población a no realizar compras de pánico, ni caer en especulaciones de escasez de combustible”. Han pedido tener paciencia y prudencia, que pronto todo regresará a la normalidad, pero no hay certezas de la regularización del suministro.

La Organización Nacional de Expendedores de Petróleo rechazó que el combustible extraído ilegalmente se vendiera en sus estaciones de servicio, agregando que esa acción ilegal tenía sus propios medios de comercialización que no expecificó.

En México todos conocían el robo pero nadie quiere hacerse responsable.

El Fondo Monetario Internacional consideró que las acciones para combatir el robo de combustibles son las adecuadas porque mejorarán las finanzas de Pemex, del Estado mexicano y la seguridad jurídica.

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental en el FMI, dijo que la lucha contra el negocio ilegal del combustible, tan popular y masivo en México, debe ejecutarse de forma decidida y con toda la fuerza de la ley.

«Claramente el objetivo de ir contra el robo de combustible, creemos que es, obviamente, el adecuado; hacerlo con fuerza y de manera muy decidida es muy importante. Es un tema de corrupción, de Estado de Derecho, de generar los incentivos correctos a la inversión tanto pública como privada», explicó el funcionario del FMI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>