«

»

Sutiles (o no tanto) diferencias

Desde los tiempos donde en esta misma columna se habló de “fuego amigo” entre la Casa Rosada y la calle 8 que se viene hablando de las diferenciaciones entre unos y otros. En aquella oportunidad, el tema fue la difusión en varios medios de la causa sobre los supuestos aportantes falsos en la campaña de Cambiemos. Pues en las últimas semanas se multiplicaron los gestos en este sentido.

Vamos a centrarnos en la provincia de Buenos Aires porque en la Ciudad, tras el fallido operativo para River-Boca y el G20, las especulaciones se han multiplicado de manera sustancial.

La aprobación del Presupuesto bonaerense dejó señales para ser tenidas en cuenta dentro de Cambiemos pero también en la oposición. La primera de ellas es la manera de encarar la negociación con el peronismo de los intendentes y Unidad Ciudadana. La necesidad de contar con los dos tercios de ambas cámaras para aprobar el endeudamiento ha hecho trajinar a las espadas políticas de María Eugenia Vidal en entablar diálogos con todos. Es justo decirlo, las charlas nunca se interrumpieron más allá del tema particular de la ley de leyes.

La tarea fue llevada adelante por la propia Vidal, los ministros de Economía y de Gobierno, Hernán Lacunza y Joaquín De La Torre, clave para con los intendentes. El propio Jefe de Gabinete, Federico Salvai, que se siente cómodo conversando con Martín Insaurralde quien le garantiza llegada a Máximo Kirchner. Y la propia Vidal, que se sentó personalmente con Sergio Massa, vínculo que nunca descuidó más allá de las recomendaciones de la Casa Rosada.

En La Plata analizaban horas después: “Mientras la Nación le transfirió el ajuste a las provincias, sobre todo a Buenos Aires, la decisión de Vidal fue no hacer lo mismo con los municipios, allí hay una diferencia importante”.

Claro que ello requirió de extensas y duras negociaciones. Pero es lógico. Para discutir y ceder primero hay que generar el ámbito. Por ello la primera movida provincial era anunciar la transferencia del costo del recorte de subsidios de los servicios públicos a los municipios. Todo ello quedó en la nada. También entre lo avances que lograron las comunas están las obras a ejecutar en cada comuna durante el año electoral y la permanencia de los porcentajes en cómo se utilizará el fondo educativo.

Otra de las sutiles, o no tanto, diferencias es la habilitación para discutir la posibilidad del desdoblamiento de las elecciones. La creación de una comisión bicameral para estudiar el tema. Fue la respuesta a una petición del Frente Renovador que no estaba dispuesto a ceder en su idea que los municipios puedan votar en fechas que designen vía Concejo Deliberante. Habrá que ver sí, con la conformación de la misma se avanza o bien queda en aquella frase de Perón cuando decía “si quieres que algo no funcione, arma una comisión”.

En cualquiera de los casos, el tema estará latente durante todo el verano. De todas maneras, Sergio Massa, se llevó otros pedidos de la negociación, entre ellos pudo garantizarle a sus intendentes obras pedidas e incluso una solicitud particular del jefe comunal de San Fernando, Luis Andreotti, quien había tensado la negociación cuando discutió con Lacunza. También le adjudican a Massa haber negociado la tasa que tiene media sanción en diputados sobre los combustibles como gesto al sindicalista Carlos Acuña.

También es para seguir de cerca una diferenciación en el voto de los senadores de Unidad Ciudadana. En el endeudamiento, los referentes de los intendentes Gustavo Menendez (Merlo) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) votaron distinto al resto de su espacio. ¿Por qué? Tal vez aparezcan grietas dentro del espacio de los intendentes que tendrá un nuevo capitulo antes de finalizar el año.

Mientras Macri repitió que los jubilados no tendrán bono de fin de año, Vidal les dará 3.500 a los bonaerenses, además del bono de 7.000 a los estatales.

Un dato que pasó desapercibido en medio del fragor del G20: con los ecos de la polémica de River- Boca, la provincia había habilitado que los hinchas de Boca pudieran ir a Avellaneda el domingo para el clásico con Independiente. Finalmente Moyano se opuso. No fueron días de buenas noticias para el Camionero. El jurado de enjuiciamiento decidió apartar al juez Luis Carzoglio, el mismo que denunció aprietes de la AFI para que detenga a Pablo Moyano. El último de ellos fue el rechazo de la provincia a seguir los pasos del protocolo para el uso de armas de fuego que firmó el gobierno nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>