«

»

El 2018 fue el año en el que menos leyes se sancionaron desde 1983

Felipe Solá atacó al Gobierno de Macri con un tuit: “Este año el Congreso sancionó apenas 36 leyes, el peor registro desde la vuelta a la Democracia. En Diputados tuvimos solo 6 sesiones, 2 ordinarias y 4 especiales. A este gobierno republicano no le gusta el Congreso ni la división de poderes”.

El diputado Felipe Solá, del Frente Renovador, hace referencia a las sesiones ordinarias (dentro del período para sesionar) dentro de los días y horarios fijados para sesionar o fuera de los mismos (como es el caso de las especiales). La verdad es que, expluyendo las sesiones informativas, que son las ocasiones en las que el Jefe de Gabinete se presenta en la cámara a presentar un informe, y las sesiones en minorías (en las que no se pueden tomar decisiones), hubo dos ordinarias y cuatro especiales durante el 2018, según la página web del Congreso.

Con respecto a la canditad de leyes aprobadas, el Congreso estaría cerrando su peor año desde la vuelta a la democracia, en 1983. Durante el 2018, se sancionaron 36 leyes, un número que deja mucho que desear si se compara la actvidad legislativa año a año.

En general, durante la presidencia de Mauricio Macri los número en cantidad de leyes aprobadas no fueron muy generosos y siempre estuvieron por debajo del promedio. La Nación publicó un gráfico en el que está establecida la cantidad de leyes sancionadas cada año y el promedio calculado sería de 126.

Este año se sancionaron 36 leyes. Durante el 2017, el número fue 86. El año anterior, el primero del Gobierno de Cambiemos, fueron 101. El 2018 cumple el récord del más pobre y los que vienen detrás son 1987, con 57, y 2005, con 65. El récord de más leyes se cumplió en 2014, cuando se aprobaron casi 200 leyes. Los datos fueron tomados de la Dirección de Información Parlamentaria del Congreso.

Además, de esta cantidad de leyes, menos de 10 fueron presentadas por el Poder Ejecutivo, lo que representa menos del 25% de los proyectos aprobados. Este porcentaje también es el más bajo desde la vuelta a la democracia, le sigue 1997, con un 32%.

En la segunda mitad del año, luego del debate por la legalización del aborto, la actividad parlamentaria fue más débil. “En medio de la crisis, las leyes fueron muy discutidas y encontrar consenso se hizo muy difícil. La oposición tomó distancia de cualquier tipo de cuerdo que le significara un costo político”, argumentó al respecto Mario Negri, presidente del interbloque de Cambiemos en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, Felipe Solá dice que “al Gobierno no le gusta la división de poderes”.

No está de más recordar que el oficialismo tiene minoría en ambas cámaras, una situación que no se le planteó a los Gobiernos de los últimos 35 años. La excepción fue el de Raúl Alfonsín, en el final. Por este motivo, Cambiemos busca detener la actividad parlamentaria, ya que recurrir al Congreso para tomar medidas implica muchas negociaciones, acuerdos y tiene un costo político. Por supuesto, en algunas ocasiones no pueden evitarlo (como en el caso de la Ley de Presupuesto).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>