«

»

Por asistir a los más pobres no se puede olvidar a las clases medias

Una de las medidas anunciadas el lunes pasado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, fue la quita de subsidios al Transporte Urbano de Pasajeros (TUP). El impacto de la decisión es muy “preocupante”, principalmente para aquellos que tienen “menor” capacidad para absorberlo. “El ajuste debe caer sobre los sectores de la sociedad con mayor espalda”, aseguró Gonzalo Saglione, ministro de Economía de la socialista provincia de Santa Fe. “Las provincias les planteamos al Gobierno apuntó mal”, dijo.
En el mismo sentido, Saglione sostuvo que esperan que ese retiro del subsidio no se traslade a las tarifas, porque los usuarios “no están en condiciones de pagarlo”. De ahora en adelante, los municipios y las comunas deberán hacer frente a ese dinero, que ya no será más enviado por la Nación, por sus propios medios.
Por su parte, la gobernadora bonaerense de Cambiemos, María Eugenia Vidal, anuncia hoy un nuevo paquete de medidas para bajar tensiones, después de una seguidilla de intentos de ataques organizados a supermercados en diferentes puntos del país. Se trata de un aumento del 15% en el Programa más Vida, el Servicio Alimentario Escolar, la jubilación mínima y las asignaciones familiares.
Los aumentos en estos beneficios sociales se darán a partir de octubre y significarán para la caja de la Provincia de Buenos Aires una inversión extra de $1.200 millones en 2018.
Sin embargo, según analizó la propia mandataria junto a intendentes bonaerenses, los intentos de saqueo de la semana pasada no sólo, insisten, no fueron fogoneados por el kirchnerismo (al menos, no hay prueba de ello), sino que además fueron calificados como “episodios de delincuentes que aprovechan la situación para intentar robar cualquier cosa menos comida”, señalaron.
Pero, ¿qué medidas se acordaron, sin embargo, para la clase media media y la clase media baja, que no suele estar alcanzada por los planes sociales y que está siendo muy golpeada también por el ajuste y la crisis?  La misma que padeció el kirchnerismo, apostó al “cambio”, pero sigue padeciendo…
La clase que vio duplicarse los cuotas de los tan promocionados crédito UVA y los que vieron la oportunidad de tener su 0km y se metieron en planes de ahorro que aumentaron al ritmo del dólar.
Ayer el diario ‘La Mañana de Neuquén’ publicaba un artículo al respecto que afirma que los planes de ahorro de los autos de distintas marcas  sufrieron “subas que alcanzan hasta el 30 por ciento en los últimos dos meses y más todavía en los casos de aquellas personas que tienen su vehículo adjudicado”.
“La razón es que la cuota de estos planes se incrementa con el valor de la unidad, que está atado a su vez a la devaluación del peso respecto de la moneda estadounidense, que en lo que va del año sufrió un salto de casi el 100%, con un 30% de ese total que se dio en el último mes.
Yendo a algunas marcas en particular, en Volkswagen, por ejemplo, para un modelo UP adjudicado, con versión intermedia, por el que hace dos meses se pagaban $5100 de cuota, hoy se abonan $7800, lo que da un 54% de aumento.
Este vehículo costaba hace un año $260 mil y hoy vale $470 mil, y esa es la razón central por la que la cuota sube tanto.
Con relación a autos sin adjudicar, donde mucha gente utiliza los planes como forma de ahorro o porque no tiene otra opción para llegar a un cero kilómetro, los incrementos también son grandes.
Tomando la marca Chery, en su modelo más económico, el QQ, que tenía una cuota en julio de $3376, ahora ese valor se fue a $4363.
Si el comparativo se hace con Chevrolet sucede algo similar: la cuota de un Onix Joy que en junio era de $5368 en agosto pasó a $6330.
Para tomar dimensión del aumento que sufrieron estos autos y sus respectivas cuotas, por el mismo modelo de este vehículo pero hace dos años se pagaba 1900 pesos por mes.
Una de las alternativas frente a este incesante incremento en el valor de las cuotas es cancelar el plan, y para eso se requiere contar con el monto total de la deuda. Pero quienes no tienen la posibilidad de disponer de un dinero ahorrado que les permita hacer esta operación deben recurrir a un crédito y, en este caso, el remedio suele ser peor que la enfermedad”…
Ocurre que los préstamos personales en los distintos bancos tienen tasas altísimas que parten por arriba del 40% para clientes propios.
¿Está errando Mauricio Macri con la asistencia en estos tiempos de crisis? Seguro es que mientras se desvelan pensando en los más pobres, se están olvidando de los sectores medios. O los confunden con las clases más altas, o creen que puede soportar fácilmente tantos meses de ajuste. Como sea, Macri parece no conocer a sus votantes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>