«

»

Reforma laboral: La Iglesia advierte que “el trabajo no es una mercancía”

El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, asumió como titular de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), y advirtió que la “deuda social es enorme”. Al ser consultado sobre la reforma laboral que impulsa el Gobierno, sostuvo que, “para la doctrina social de la Iglesia, el trabajo no es una mercancía sino que hace a la dignidad de la persona y es un ordenador de la vida”, por lo que destacó que “toda la sociedad es responsable de que se puedan conservar los puestos de trabajo y que no se vulneren los derechos laborales”.

De esta manera, la cúpula de la Iglesia adelantó la postura que llevará en las próximas semanas a la reunión que mantendrá con el presidente Mauricio Macri. Estamos dispuestos a trabajar y aportar desde nuestra mirada de pastores”, insistió Ojea. El titular de la CEA señaló que la Iglesia “es muy sensible ante esta cuestión (de la reforma laboral) y vamos a estar al lado de estas situaciones”. Al mismo tiempo planteó su preocupación por el “avance tecnológico y la pérdida de fuentes de trabajo”.

Ojea advirtió también que el narcotráfico “está creciendo” en el país, a contramano de una de las consignas centrales de Cambiemos, que se anunciaba como la gestión que le daría una solución de raíz al problema del comercio ilegal de drogas.

Fue durante una conferencia de prensa que parte de la Comisión Ejecutiva de la CEA brindó en la sede de calle Suipacha en el microcentro porteño, donde Ojea remarcó que “el narcotráfico ha crecido y está creciendo” en el país y que “en los barrios es raro que haya un joven que no haya consumido”.

“No hay que criminalizar ni estigmatizar, hay que crear una red de contención, un espacio donde puedan hablar, salir de sí mismos para encontrarse”, insistió el religioso y dijo que “los hubo y calculo que los habrá” sacerdotes amenazados por las mafias vinculadas al narcotráfico.

“La droga nos quita libertad y es algo tremendo, por eso seguimos paso a paso. No sabemos estadísticamente. Vemos que hay más decomisación de droga. No sé si es un índice de que está aflojando, más bien que hay un avance. Uno que tiene contacto con los adolescentes, lo sorprende el hecho de que siempre alguno tiene una experiencia de fumarse un porro, o un paco, o marihuana que es la puerta”, señaló.

Ojea señaló que “lo fundamental es trabajar sobre la demanda de los jóvenes” y plantear un “abordaje global” de la temática ante lo que calificó como “un aumento cualitativo del sufrimiento en los barrios”, una situación que la Iglesia a través de sus curas “palpita de modo cotidiano”. El nuevo titular de la CEA estuvo acompañado por parte de la nueva conducción del Episcopado: el arzobispo de Buenos Aires y vicepresidente primero del organismo, cardenal Mario Poli, y el obispo de Chascomús y secretario general del organismo, Carlos Malfa, asistidos por el nuevo vocero del Episcopado, el presbítero Jorge Oesterheld.

En la rueda de prensa, el nuevo titular de la cúpula eclesiástica explicó que, con el recambio de sus autoridades, el Episcopado “renovó su compromiso de hacer una conversión pastoral y misional hacia una Iglesia más simple” y marcó como una de las metas en el orden pastoral “trabajar para que nadie quede excluido”.

El sacerdote también anticipó que, antes de fin de año, la nueva conducción episcopal llevará su saludo al presidente Macri y remarcó que en la Asamblea Plenaria 114°, en la que fue electo, los prelados renovaron su compromiso de fomentar “el diálogo” entre los argentinos.

“Nos cuesta convivir. No solamente sucede en el país, sino en todo el mundo. Nos cuesta sentarnos alrededor de una misma mesa, que cada uno tenga en esa mesa su lugar, sentirse profundamente incluidos. Seguiremos dando nuestro aporte al diálogo de los argentinos desde nuestro lugar, que no es el de técnicos ni el de políticos”, describió el obispo, quien entre 2006 y 2009 fuera obispo auxiliar del cardenal Jorge Bergoglio en la arquidiócesis de Buenos Aires.

Al respecto, el presidente del Episcopado -que sucede a monseñor José María Arancedo, quien ocupó durante seis años la presidencia del cuerpo- fue consultado sobre una eventual visita de Francisco a la Argentina y si el eventual viaje de Bergoglio podría contribución al diálogo. “La agenda del Papa es intensa. Él está permanentemente invitado. El pueblo argentino desea su presencia y él sabrá cuándo” respondió Ojea, quien agregó: “Nuestra misión es crear las mejores condiciones para esa visita”.

Ojea y Poli desarrollaron largos párrafos en la conferencia sobre la pobreza ya que este fin de semana la Iglesia Católica, impulsada por el Papa realiza la Jornada Mundial de los Pobres. “Mueren muchos jóvenes que no salen en los diarios. Los sacerdotes y los laicos palpitan estas realidades de un modo cotidiano. Es fundamental trabajar desde la demanda de los pobres”, sostuvo Ojea al respecto.

Fuente: Página 12, ambito.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>